domingo, 1 de noviembre de 2015

Hazañas Futboleras: Cienciano Campeón Copa Sudamericana 2003




De los casi 4.000 metros de altura de la ciudad peruana de Cuzco, enclavada en la Cordillera de Los Andes, Cienciano bajó a suelo americano para conquistar el continente.
El centenario club de Perú pertenece a la antigua capital del Imperio Inca, declarada por la Constitución del país como la Capital Histórica.
En 2003 Cienciano le agregó una hazaña deportiva, un pequeño y significativo eslabón a la rica historia de la región.

El camino a la Copa

La clasificación a la Copa Sudamericana llegó al derrotar a Sporting Cristal en los play-offs que daban un lugar en la competencia. Cienciano venció en Lima por 2 a 1 y en Cuzco mantuvo la ventaja al sostener un empate 1 a 1.
Ya en la Copa, Cienciano tuvo que enfrentar a otro grande del fútbol peruano: Alianza Lima. Comenzaba el camino al lugar soñado.

Campaña de 2003


Club Cienciano      Cienciano
           Perú
Club Alianza Lima  Alianza Lima
          Perú


    1-0


    1-0
Club Cienciano CD Universidad Catolica  Univ. Católica
         Chile


    4-0


   1-3
Club Cienciano Santos FC (SP)        Santos
         Brasil


   2-1


    1-1
Club Cienciano CA Nacional  At. Nacional
     Colombia


   1-0


   2-1
Club Cienciano CA River Plate    River Plate
     Argentina


    1-0


    3-3

El equipo

Freddy Ternero
Jóven entrenador en la época, Freddy Ternero organizó un equipo con una base de futbolistas experimentados. A comenzar por la defensa del arco por parte del golero de nacionalidad argentina y capitán del equipo, Oscar Ibáñez. Los zagueros centrales Santiago Acasiete y el paraguayo Carlos Lugo completaron un defensa eficaz, uno de los mejores atributos del equipo.
El mediocampo compuesto por Juan Carlos La Rosa y Juan Carlos Bazalar aseguraron una firme columna vertebral, mientras que Germán Carty de amplia trayectoria en el futbol peruano se encargó de convertir en goles los embates ofensivos del equipo.



El legendario Santos quedó atrás

Después de dejar por el camino a Alianza Lima y Universidad Católica, Cienciano llegó a los cuartos de final de la Copa Sudamericana de 2003 debiendo enfrentar en tal instancia al Santos de Brasil. Lejos de aquel famoso equipo de la década del 60, los brasileños de cualquier manera serían considerados favoritos.
El primero de los partidos por los cuartos se jugó en el estadio Urbano Caldeira, más conocido como Vila Belmiro, el mismo estadio que testimonió la magia del Rey Pelé. Allí, Cienciano comenzó a sorprender. Un gol en contra del zaguero brasileño Alex puso en ventaja a los peruanos. Algunos minutos más tarde Robinho establecería el empate, cerrando un resultado bastante más provechoso para el equipo de Cuzco.

Estadio Inca - Garcilso de la Vega en el corazón de la cordillera de Los Andes

Sabiendo usufuctuar un aliado que rebaja sensiblemente el rendimiento futbolístico de los equipos del llano, en la altura de los casi 4.000 metros donde se ubica el Estadio Inca, Cienciano concretó la hazaña. Germán Carty inspirado resultó decisivo. Apenas pasados los 10 minutos puso a los peruanos en ventaja. Sin embargo, rápidamente el volante Elano empató el encuentro. Media hora después, Carty volvió a anotar, llevando a Cienciano con un 2-1 que lo ponía en semifinales al descanso. Santos intentó por todos los medios igualar pero sin éxito. Los de Cuzco pasaban de esa forma a un siguiente ronda transformándose en una grata sorpresa.

Los duelos con River

Una vez eliminado Santos, llegó la vez del Atlético Nacional de Medellín, fogueado equipo colombiano con antecedentes de títulos internacionales dentro de las competencias organizadas por la Conmebol. Cienciano también lo dejó atrás. En primer lugar con otro sorprendente resultado, al vencer a los colombianos en el estadio Atanasio Girardot; un reducto tradicionalmente difícil para los visitantes. Con goles de Carty y Paolo Maldonado, el equipo de Perú ganó por 2-1.
Frente a sus seguidores, Cienciano cerró con premura la fase. Un gol al primer minuto de juego por parte de su goleador, Carty; aliado al factor altura resultaron em un escollo insalvable para los colombianos.

Germán Carty, goleador de Cienciano y de la Copa 2003 con 6 goles
Llegarían entonces las grandes finales con River Plate, un grande de Argentina y el mundo. El mundialista estadio Monumental del barrio porteño de Núñez albergó 50.000 espectadores que testimoniaron un partido electrizante.
Dos goles del delantero Maximiliano López y uno del chileno Marcelo Salas para el local, y dos de Giuliano Portilla y uno de Carty para los incaicos, redondearon el 3 a 3 final que mantuvo intacta la esperanza del Cienciano en convertirse en el primer equipo peurano a lograr una Copa internacional.

Debido a la dificultad de albergar en el Estadio Inca un público acorde a una gran final, por motivos de seguridad el partido se trasladó a otra ciudad de la región. Arequipa fue la casa del Cienciano, donde habitualmente juega el Melgar F.C, uno de sus más acérrimos rivales con el cual componen el llamado "Clásico del Sur".
En el segundo tiempo y cuando Cienciano ponía a River bajo presión, llegó una falta a escasos metros del área de los argentinos. El zaguero paraguayo Carlos Lugo sacó un remate consagratorio que inutilizó el esfuerzo del arquero millonario Franco Constanzo.
Luego fue sólo mantener el estilo que lo había llevado a tan privilegiada posición, con entrega física y enorme voluntad para mantener articulado el esquema táctico, Cienciano impidió cualquier reacción de River cuyos futbolistas prácticamente quedaron sin fuerzas, a pesar que el árbitro uruguayo Gustavo Méndez expulsó a La Rosa y García de los locales.




Campeón de la Sudamericana

Cienciano entró con la conquista para la historia grande del fútbol peruano al transformarse en el único equipo del país a vencer una competencia internacional dentro del seno de la Confederación Sudamericana de Fútbol.
En la gran final el equipo inolvidable para sus hinchas, formó con Oscar Ibáñez, Alessandro Morán, Santiago Acassiete, Carlos Lugo y Guiliano Portilla; Juan Carlos La Rosa, Juan Carlos Bazalar, Julio García y Paolo Maldonado; Rodrigo Saraz y Germán Carty.

Cienciano campeón de la Copa Sudamericana 2003.